El primer paso en cada proyecto es conocer y analizar detenidamente la categoría, el mercado, el consumidor y su contexto. Identificar insights y definir fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de marca. Dotar de propósito, relato y posicionamiento a la marca. Definir una plataforma que identifique todas las acciones y comunicaciones de la empresa.